Agustina Velázquez tiene sólo 24 años y las metas bien claras. Aunque actualmente vive en Buenos Aires, su sueño siempre fue tener un predio en Pueblo Belgrano donde poder disfrutar junto a sus perros y proyectar una hermosa huerta. En Joan Fleitas Propiedades, el sueño se hizo realidad.

¿Quién no ha soñado a lo grande? Pero muchas veces la realidad te lleva por otros caminos. En el caso de Agustina, el sueño fue posible porque encontró el lugar indicado, en el momento indicado.

“Fui por primera vez a la inmobiliaria con mi hermana que es la que me estuvo ayudando con todo: Fuimos sólo a averiguar. En principio era un proyecto que yo tenía de acá a cinco años porque pronto me voy a recibir de abogada y quería comenzar a hacer mi camino.

Siempre quise tener un terreno grande que tenga parque para tener a mis perros y mi huerta, eso fue lo fundamental, porque yo siempre tenía las huertitas en los cajones”, contó Agustina.

Pero los proyectos de Agustina se precipitaron. Con la mitad de la venta de la casa de sus padres, salió al mercado a buscar opciones.

Las dudas y las buenas opciones

Aunque puede haber mucha publicidad en el mercado, las buenas opciones se encuentran en Fleitas Propiedades. “Salí un poco desganada por la situación del país, por lo complicado que está todo ahora.

Todos esos condimentos de la realidad que te bajonean, y cuando llegamos a Fleitas nos atendió Bruno que nos atendió excelente, nos dio todas las especificaciones; la verdad que excelente la atención. Nos contó los medios de pago, las características, toda la información sobre el loteo y ese mismo día fuimos a verlo con mi hermana, y ahí me quedé pensando.

Todo fue tomando un poco más de color. Al otro día fuimos a hablar con Nico, otro de los chicos de la inmobiliaria y fue ahí cuando terminamos de darle una vuelta de tuerca a la compra del terreno”, relató la nueva propietaria.

“Cuando Bruno me mandó el mapita de los loteos, yo elegí el de una esquina. Me encantó, fue el primero que dije ‘yo quiero este’. En ese momento estaba disponible, pero como soy bastante cautelosa en ese sentido, no me hice muchas expectativas porque puede ser que uno haya ido 5 minutos antes que yo, y no les haya dado tiempo a los chicos a modificar el documento y se haya ocupado. Pero cuando fuimos a hablar con Nico, el terreno estaba disponible y era el que a mí me gustaba”, expresó.

Pero la esquina tenía sus motivos. Agustina nos contó que buscaba ese loteo para tener la posibilidad de construir con dos entradas y que su papá pueda tener la posibilidad de estar con ella y “retribuirle todo lo que él me dio”.

No es un terreno, es un proyecto de vida

Para Agustina, esta compra significa un salto en su calidad de vida. Una opción que está disponible para todos los trabajadores con capacidad de ahorro, o para quienes quieren invertir sus ahorros de manera segura.

“Hay veces que no caigo. Todavía me cuesta creer que lo pude concretar de un día para otro. Fuimos a averiguar por mera curiosidad a la inmobiliaria pensando que era algo inalcanzable, y al final no, porque me terminó saliendo todo súper redondo”, contó Agustina muy feliz.

En marzo la nueva propietaria cumplirá 25 años, y lo va a festejar con su hermana, sus sobrinos y toda la familia, sabiendo que un hermoso lote en Pueblo Belgrano será testigo del crecimiento de esta futura profesional de la ciudad, amante de los animales, la huerta y la vida bien entrerriana.

Conocé más acerca del Loteo “Los Cipreses” en este link

Compare