Luciana siempre soñó con tener un pedazo de tierra propio, un lugar donde pudiera construir su hogar y ver crecer a su familia.

Sin embargo, las oportunidades en la ciudad no abundaban y se enfrentaba a numerosos desafíos financieros. Ahorrar lo suficiente para comprar un terreno parecía un sueño lejano, casi imposible de alcanzar.

“Nos cansábamos de buscar. Siempre nos pedían el típico adelanto de un millón, dos millones, tres millones. Con todos los gastos que uno tiene todos los días, es imposible ahorrar. Es inalcanzable para alguien que vive de un salario”, comentó Luciana.

La situación económica hacía aún más difícil la tarea de juntar el dinero necesario para adquirir un terreno.

Pero un día todo cambió cuando vio un anuncio de Joan Fleitas Propiedades en las redes sociales.

“Lo veía siempre por Instagram, y cuando pusieron la promoción de 100% financiado, decidimos charlar primero con mi marido, para ver si era verdad.

Era tan positivo que realmente no creía que fuera posible”, pensó Luciana. Después de investigar más sobre esta oferta, comenzaron a hablar con Nicolás, uno de los representantes de venta de la firma.

Facilidad con la documentación

Era tanta la emoción, que Luciana y su familia pasaban a ver el terreno. De todo el papeleo se encargaron en la Inmobiliaria para allanar el camino y que todo sea exitoso y operativo.

“Fuimos, vimos el lote y ya teníamos el dinero para la primera cuota. Realmente ¡era todo financiado! Lo pagamos en el día, firmamos todo y por la emoción, siempre íbamos a ver el lote. Era algo que siempre soñamos”.

“Anteriormente habíamos estado pagando por un terrenito, pero tuvimos una situación mala y lo perdimos porque no pudimos pagar. Pero ahora, con esta oportunidad financiada, es algo súper posible. Se ajusta mucho a la vida del trabajador”, relató.

Una oportunidad para los trabajadores

El plan de financiamiento de Fleitas Propiedades fue la clave para hacer realidad el sueño de Luciana. Con cuotas de aproximadamente 250 dólares mensuales, la familia pudo asumir el compromiso.

“Es mucho más fácil juntar ese dinero mensual que tener una millonada de pesos de golpe. Para nosotros, que vivimos del trabajo diario, esta oportunidad fue ideal”.

Desde que adquirieron el terreno en “Los Tilos”, ella y su familia han comenzado a trabajar en su futuro hogar.

“Ya tenemos replanteada la posible casa que queremos hacernos. Hemos plantado arbolitos y una palmerita. Ahora estamos por cerrar el lote con tejido y, de a poco, vamos guardando materiales para ir construyendo”.

Luciana está muy agradecida y feliz por esta oportunidad. “La verdad, ojalá que más personas puedan sumarse”.

“Es un gusto poder compartir nuestra historia y mostrar que es posible tener tu propio terreno, incluso si sos un trabajador. Inmobiliaria Fleitas nos dio la oportunidad que otras inmobiliarias no ofrecen”.

Esta historia es un ejemplo de perseverancia y de cómo, con el apoyo adecuado, los sueños pueden hacerse realidad.

Conocé otras opciones 100% financiadas en este link

 

Compare